La marcha montañera Aizkorrin Barrena cumplirá 10 años, y para celebrar la década hemos diseñado un recorrido especial. Por primera vez, se pasará por el centro urbano de Legazpi, pero, aunque parezca mentira, el acceso se realizará por caminos desconocidos.

Brinkola - Udanaerrekea: Al inicio se atravesará la ladera inferior del monte Amutsanda por antiguos caminos. En frente del caserío Agirregoikoa, el camino se juntará con el “peabide” que venía de Mutiloa. Antiguamente se utilizaba para transportar mineral a las ferrerías de Oñati.
Udanaerrekea - Zatuierrekea: Una vez llegados a la regata de Udana, cruzaremos la carretera y continuaremos hacia arriba para atravesar el monte Albatxuri. Desde allí las vistas de Telleriarte, Brinkola y el Aizkorri son preciosas.
Zatuerrekea - Sanmigelerrekea: Cruzamos la regata de Zatui y, sendero arriba, nos juntaremos con el antiguo Camino de Postas que, en siglos pasados atravesaba el territorio guipuzcoano. Por un lado se dirigía a Oñati, por el otro a Aztiri. A continuación pasaremos por encima de la borda que se encuentra en el lugar de Sanmigelburu.
Sanmigelerrekea - Aiztonaga: Este tramo tan interesante como desconocido. Hasta la segunda mitad del siglo XX, los/las vecinos/as de los caseríos Zatui y Zelanda lo frecuentaban con el ganado. Atravesaremos la fuente de Madresakon, que sirvió a partir de 1772 como manantial para la fuente que se construyó en la plaza de Legazpi.
Aiztonaga - Atagoiti: Atravesaremos el casco urbano de Legazpi para dirigirnos a Atagoiti, por antiguos caminos. La denominación del caserío viene de “Ategutia” que significa “puerto de montaña pequeño”. Por el mismo, se podía ir a Ormaiztegi por el camino que llaman “Atajue”.
Atagoiti - Aztiri: En el tramo comprendido entre Atagoiti y Aztiri pasaremos por el cerro de Atxubi, lugar donde los milicianos y gudaris que defendían la República española excavaron en agosto y setiembre de 1936 trincheras para vigilar los movimientos de los fascistas que estaban en la parte de Gabiria.
Aztiri - Brinkola: En el tramo comprendido entre Aztiri y Brinkola nos adentraremos de lleno en el coto minero de la Edad Media, que guarda numerosos vestigios relacionados con la metalurgia del hierro, como son los escoriales.