En la marcha de Aizkorrin Barrena de 2018 conoceremos tres lugares que no se han recorrido hasta el momento: la cara este del monte Joarasgibel, donde se encuentran los caseríos de Aranandi; el monte Aizaleku; y la cara este del monte Otañu. La organización de la marcha pretende todos los años mostrar cosas nuevas al montañero o a la montañera que participa en la marcha, para que se dé cuenta de la cantidad de recobecos que tenemos, sin ir muy lejos. Hasta ahora lo hemos conseguido, pero es evidente que, con el tiempo, tendremos que repetir los recorridos.
Como en los últimos años, las dos opciones, el ttipittapa y el zanpazanpa, recorrerán el mismo tramo hasta un momento dado. En el kilómetro 11 se separarán. Precisamente en ese tramo que comparten se pasaran por los lugares de Aranandi y Aizaleku.
Al comienzo, bajaremos de Brinkola a los caseríos de Korta. Tomaremos un sendero hacia arriba y enseguida cogeremos una pista a la izquierda para cruzar el monte Joarasgibel o Gaintzabal. Pasaremos por delante de las ruinas del caserío Aranandi, así como por los nuevas edificaciones que también tienen el mismo nombre. Cruzaremos la carretera que sube a Aztiri y, en fuerte pendiente, llegaremos a la cima del Aizaleku. En el camino habremos visto dos yacimientos prehistóricos.
Bajaremos a la barriada de Aztiri y de aquí a otra barriada donde se encuentran la iglesia de Santa Marina y el Asador Aztiri. El antiguo nombre de esta última barriada es Loidi. Fue una zona de paso elegida para edificar una venta en el siglo XVIII y la iglesia en el siglo XIX. Desde aquí nos dirigiremos al Otañu por el monte Lenkaburu. La cima del monte Otañu se llama exactamente Arriaundi, seguramente por la ubicación en los alrededores del vértice geodésico de un yacimiento prehistórico. Posee unas vistas preciosas hacia todos los lados.
Descenderemos por la parte de atrás hacia el collado de Salibieta, donde se separan los dos recorridos de Aizkorrin Barrena. El Ttipittapa tomará el camino de Brinkola pero, como se ha adelantado, por una zona que no se había atravesado hasta ahora, por Otañuerreka. Al recorrido Zanpazanpa le quedan todavía 18 kilómetros por los bellos parajes de Aizkorri y Aizkorrondo.